Ante un traumatismo (ya sea un accidente, una caída, una pelea… etc) con afectación de piezas dentales tendremos que actuar de manera tranquila y rápida, considerando siempre que éste tipo de traumatismos siempre son una URGENCIA. A continuación os daremos unas pautas para diferenciar que lesión ha sufrido el diente y como debemos de actuar ante cada situación. Lo primero que deberemos de hacer será evaluar la lesión, para ello seguiremos los siguientes pasos:

-Evaluar si es una urgencia médica u ODONTOLÓGICA, para ello valoraremos si el afectado NO está desorientado, habla, comprende órdenes, respira sin esfuerzo y no presenta un sangrado realmente importante. Entonces deberemos de acudir directamente a un dentista.

-Fijarnos en posibles heridas en labios, mejillas…

-Valorar el estado del diente:  si está roto estaremos ante una FRACTURA, si está en la boca pero ha cambiado de posición estaremos ante una LUXACIÓN, sin embargo en caso de que el diente se haya salido fuera de la boca, estaremos hablando de una AVULSIÓN la cual será una urgencia en la que el tiempo es DETERMINANTE.

-Si el afectado sangra deberemos de averiguar de donde procede el sangrado: labio, lengua, encía, mentón o incluso el propio diente pueden haber sido dañados y sangrar.

 

A continuación daremos algunos consejos de cómo hay que manejar las complicaciones por traumatismos más frecuentes en dientes PERMANENTES. (dejando constancia de que nunca ésto se hará en dientes de leche).

 

Avulsión: es la salida del diente del alveolo dentario a causa de un traumatismo sin afectar a su estructura, es fundamental acudir al dentista entre los 20 y 40 minutos posteriores al traumatismo ya que es el tiempo que tardan en morir las células que están alrededor de la raíz del diente y el tejido pulpar joven.

QUE HACER: es fundamental transportar el diente en un medio con un PH adecuado. Los nombraremos de mejor a peor opción:
⦁ Solución equilibrada de Hank la cual la venden en farmacias.
⦁ Leche o suero fisiológico.
⦁ Podría colocarse dentro de la boca por detrás del labio
⦁ Agua

QUE NO HACER:

⦁ Intentar limpiar el diente cepillándolo o fregándolo.
⦁ Envolverlo en papel o aluminio donde se pueda secar.
⦁ Intentar meter dentro del alveolo un diente de leche.

 

 

Luxación: cuando vemos que el diente no se encuentra en su sitio con respecto al resto (puede estar más corto, más largo, o tumbado)  o cuando la persona afectada intenta morder y no puede porque un diente le duele o choca antes que el resto, es posible que estemos ante una luxación o subluxación.

Debemos acudir lo antes posible tras el traumatismo al dentista ya que:
⦁ El dentista mediante pruebas clínicas y radiográficas podrá saber exactamente hacia dónde se ha desplazado el diente y descartar lesiones más importantes.
⦁ El dentista podrá colocar el diente en su sitio antes de que se forme un coagulo en el espacio hueco que deja el diente. Ya que sino luego será imposible reposicionarlo de manera inmediata. Por lo que se complica el tratamiento y pronóstico del diente.
⦁ Después de colocar el diente el dentista lo inmovilizará y aconsejará reposo entre 2 y 3 semanas.
⦁ Será necesario hacer controles periódicos para evaluar que la reparación de los tejidos que rodean al tiente y la pulpa son correctas.

Fractura: cabe destacar que hay muchos tipos de fracturas, pero en este caso hablaremos de como diferenciar las fracturas producidas por algún tipo de traumatismo; con ello deberemos de saber diferenciar si tenemos el nervio expuesto o no.

Cuando vemos que la corona del diente está rota deberemos de observar si se transparenta un punto rojo que corresponde con el nervio o hay sangre en el diente. Nos encontraremos  entonces ante una fractura complicada. (imagen de la derecha)

 

Es importante que en las horas posteriores a la ruptura del diente acudir al dentista porque:
⦁ El dentista mediante pruebas clínicas y radiográficas podrá descartar lesiones más importantes.
⦁ Debido a que aunque el dentista puede llevar a cabo a tiempo una protección de la pulpa del diente, que aunque no se encuentre expuesta directamente, por proximidad las bacterias del entorno pueden terminar penetrando a la pulpa del diente haciendo que éste se muera y por lo tanto complicando el tratamiento y pronóstico del diente.
⦁ Normalmente es aconsejable guardar reposo mediante dieta blanda un par de semanas y hacer controles periódicos a las 2 semanas, a los 2 meses y al año para descartar complicaciones que pueden surgir a posteriori.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contactános
close slider

Responsable: Clínica dental Dr. Rosell
Finalidad: Contestar a tus preguntas.
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: Tus datos los guardará Clínica dental Dr. Rosell según la Ley de Protección de Datos.
Derechos: Tendrás derecho de acceso, rectificación y supresión de tus datos.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.