piercings en la boca, sus consecuencias y riesgos para la salud. no solo estética

Los atractivos piercings han pasado de ser una moda a ser un hábito en la actualidad, hoy día tanto jóvenes como adultos los llevan en cualquier parte del cuerpo fijándose sólo en la bonita estética que conllevan pero sin darse cuenta de los riesgos que su uso a corto y largo plazo puede suponer. Hay que tener en cuenta que según numerosos estudios, alrededor del 70% de las personas que los ha llevado en la cavidad bucal ha tenido alguna complicación posteriormente. En este post vamos a explicar que riesgos podemos sufrir con su uso:

           1. Rotura de dientes: suele ser uno de los  problemas más frecuentes derivado de los piercings en la lengua y el labio, con su colocación creamos tendencia a jugar con la bola metálica pudiendo causar ésta la rotura de cúspides y bordes de las piezas dentales.

       2. Retracción de encías: el continuo roce del piercing con la encía puede producir el desgaste de ésta, llegando a quedar al aire la raíz del diente más cercano a éste, la única solución: el injerto de encía o la colocación de un empaste sobre la raíz, (habrá que tener en cuenta que el diente siempre nos va a quedar más largo que el resto con la segunda técnica).

       3. En el caso del piercing en la lengua tras la perforación se podrá notar un entumecimiento causado por un daño en uno de los nervios que la recorren, pudiendo desaparecer en un determinado periodo de tiempo o en el caso de que el nervio haya sido dañado considerablemente este efecto se quedará de forma permanente, ello conllevará a la posible alteración de las papilas gustativas.

 

 

 

 

 

 

 

 

        4. Como consecuencia de la cicatrización puede aparecer alrededor de la perforación un crecimiento de tejido denominado hiperplasia tisular, llegando en ocasiones a producir fibrosis.

                   

          5. Los pernos de los piercings son un gran foco de gérmenes debido a que la placa bacteriana se pega en ellos proliferando las bacterias a pasos agigantados, a esto debemos sumarle que la limpieza de esas zonas es prácticamente imposible, siendo todo ello la causa de la mayoría de las infecciones producidas en la cavidad bucal al llevarlos.

 

Entre otros efectos secundarios, deberemos de tener en cuenta los que se producirán a corto plazo como la hemorragia prologanda, dolor e inflamación después de la colocación, aumento de la producción de saliva, posible rasgado de los frenillos… etc.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contactános
close slider

Responsable: Clínica dental Dr. Rosell
Finalidad: Contestar a tus preguntas.
Legitimación: Tu consentimiento expreso.
Destinatarios: Tus datos los guardará Clínica dental Dr. Rosell según la Ley de Protección de Datos.
Derechos: Tendrás derecho de acceso, rectificación y supresión de tus datos.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.